El Derecho Contractual o Derecho del Contrato es fundamental en la vida de toda persona, sin embargo no siempre se pide asesoramiento en la materia para la celebración de un contrato.

 

Como parte del Derecho Civil, puede verse influido por el Derecho de Familia, Derecho Mercantil u otra legislación. Se caracteriza por ser un derecho versatil, en constante cambio y dependiente en gran medida de la voluntad de la partes que contratan.

A la hora de prestar un servido en derecho contractual son fundamentales 4 principios fundamentales de toda relación que debemos tener en cuenta:

  1. La de formación de los contratos,

  2. La negociación de contratos,

  3. El cumplimiento de contratos,

  4. Los incumplimientos de contratos.

 

Todos ellos han de ser tenidos en cuenta antes de la celebración de cualquier contrato si queremos conseguir nuestros objetivos marcados.

 

En relación con la formación, es importante conocer a priori los temas que deben ser tratados en un contrato, lo cual vendrá traducido en las cláusulas que lo formen. Además de los temas que cada una de las partes quieran incluir, existen cláusulas tipo que son importantes que sean incluidas, puesto que harán un contrato más fuerte o que beneficien a quienes las incluyan. Por ejemplo, la inclusión de que la invalidez de una cláusula no afecta a las demás, el fuero o los Tribunales a los que se someterán las controversias o si está sujeto o no a arbitraje.

 

Con respecto a la negociación, es un aspecto fundamental en un contrato. La negociación se prepara de forma previa, han de elegirse la metas a las que se quiere llegar, lo que se está dispuesto a dar o a perder y el riesgo que se quiere correr. En este caso, nuestro trabajo consistirá en ayudar al cliente a establecer sus prioridades y darle las opciones así como las herramientas útiles para la negociación.

 

El posible incumplimiento contractual es una parte fundamental y al contrario de lo que pudiese parecer, este debe ser previsto en la fase inicial, antes incluso de la firma del contrato.

Para ello, conviene prever de antemano los posibles riesgos e incumplimientos que podrían darse y asegurarlos a través de cláusulas penales, avales o cualquier otra garantía que pudiese interesarle a la parte.

Las posibilidades contractuales son enormes y al final la parte que más preparada esté  será la que consiga mayores beneficios. Por ello, nuestra recomendación es que de forma previa se asesore a la hora de realizar cualquier contratación y contacte en especialistas abogados en Derecho Contractual.

© 2016 por Estudio Dike & Asoc. creado con Wix.com

  • Facebook Clean
  • Twitter Clean
  • Google+ Clean
  • LinkedIn Clean
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now